Todas creemos que sabemos de nutrición y alimentación, ¿por qué? Porque todas comemos todos los días, y es algo que se ha hecho desde siempre, así que todas sabemos cómo comer. Por eso, tenemos la costumbre de opinar y aconsejar sobre ello porque, más allá de la realidad, pensamos que sabemos mucho.

Realmente no tenemos ni idea, porque no hay una formación al respeto como para tener los conocimientos necesarios para poder aconsejar. Simplemente decimos lo que hacemos, lo que hemos visto en casa o lo que la amiga nos ha dicho que va muy bien. No quiero culparos de hacerlo mal, pero quiero que poco a poco seáis conscientes de que no es lo correcto, y que poco a poco tengáis más conocimientos sobre ello.

Esta costumbre provoca más mitos o más importancia de los que ya existen. Los mitos son falsas afirmaciones que atribuyen características o cualidades erróneas, y que la gente cree que son ciertas. Los mitos alimentarios vienen originados por nuestra desinformación, por tradiciones sociales que aún siguen realizándose, por malentendidos, por el interés comercial de la industria alimentaria…

En el mundo de la alimentación y la nutrición hay muchos mitos, vamos a ver algunos de ellos y el motivo por el cual son falsos:

Los productos congelados son peores que los alimentos frescos porque pierden todas las vitaminas y tienen peor calidad.

FALSO: La congelación de los alimentos no varía la calidad nutricional.

Los alimentos curan enfermedades.

FALSO: Un alimento puede ayudar a prevenir o tratar enfermedades, pero por sí solo no tiene poder terapéutico.

Los alimentos no envasados no necesitan llevar información alimentaria.

FALSO: En todos los productos frescos deben especificar como mínimo el nombre del producto, la categoría, la variedad, el origen, el peso neto y el precio por unidad de medida.

El frío lo mata todo, lo congelo y sin problemas.

FALSO: La congelación solo para el crecimiento de los microbios pero los mantiene vivos, por eso es importante congelarlos cuando estén en buenas condiciones.

La comida cocinada no hace falta que la guardemos en la nevera de hoy para mañana.

FALSO: Todos los alimentos que no se consumen en las 2 horas siguientes de haberlos cocinado, se deben conservar en frío.

Quiero que aprendas de mi mano lo que es correcto y lo que no. Quiero que consigas tener tu propio criterio, basado en razones científicas, para poder decidir si es un mito o una verdad, poder opinar y tomar las mejores decisiones para tu salud.

Todo esto te ayudará a llevar un mejor estilo de vida, no caer en las falsas creencias de la gente o en los productos milagro de las industrias, a tener tu propia opinión, saber qué es lo correcto para tu alimentación y crear tu fórmula perfecta de vida.

¿Estas preparada para saber más? ¿Tienes otros mitos alimentarios que quieres que desmitifiquemos? Cuéntamelo en los comentarios.

IMG_4044
Laura Auladell
Healthy Dream

Sígueme en:

DESCARGA MIS 6 CLAVES PARA ADELGAZAR DESDE YA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *