Los productos light no son tan fenomenales como muchas pensáis, realmente, no son lo que parecen. Creemos que son productos que nos harán adelgazar, que son más saludables que los otros y que por el hecho de ser light, no nos pueden hacer daño. Pero no es así.

Empecemos desde el principio. La industria alimentaria vendía productos procesados como si no hubiera mañana. Llegó un momento en que vieron que sus consumidores se preocupaban por su cuerpo, por su salud y por adelgazar, y que su comercio podía estar en peligro. Entonces crearon sus productos en formato light, nos vendieron que si disminuimos las kilocalorías/grasa/azúcar podíamos adelgazar, y que por lo tanto no tenemos que dejar de consumir sus productos. Y allí empezó la fiebre del light.

Ellos consiguen vendernos lo que quieren y crearnos la necesidad de consumirlo. Sólo 99kcal, sin azúcares añadidos, bajo en grasas, 0% de algo, o simplemente light… son algunos de los distintivos que usan para identificar que esos productos nos ayudarán a adelgazar. Mentira.

Un producto light es aquel que tiene al menos un 30% menos del valor energético del mismo producto normal, pero no por eso nos ayuda a adelgazar. Vamos a ver porqué:

♥ Se ha demostrado que comer menos kilocalorías no significa adelgazar más. El balance energético no es el único factor que interviene en el cuerpo. Nuestro organismo es mucho más complejo que todo esto, así que por comer menos energéticamente no se traduce en perder peso.

♥ Tienen una mala composición nutricional. En estos productos reducen ingredientes para conseguir el “light”, pero a cambio añaden de otros para mejorar el sabor. De manera que encontramos productos cargados de grasas de mala calidad, sal o azúcares, por ejemplo.

♥ Un alimento light no tiene por qué ser más saludable que el alimento original. Siempre tenemos que mirar la composición de cada uno para valorar cuál es mejor para la salud. Esto es debido a lo que hemos comentado en el punto anterior sobre los ingredientes que se utilizan.

♥ Los alimentos bajos en grasa nos sacian menos. Por ejemplo, cuando comemos un yogurt 0% materia grasa, nos está saciando menos que un yogurt natural normal, por el hecho de no tener la parte grasa. Por lo tanto, tendremos más hambre y al cabo del día nuestro cuerpo acabará comiendo más para compensarlo.

♥ Son productos procesados. Aunque sean light, son productos procesados y como sabéis no son los más recomendables, nuestra alimentación se tiene que basar en alimentos saludables, materias primas (fruta, verdura, legumbre, huevos, etc.)

♥ Comemos más cantidad de producto. Como es light pensamos que no nos aporta casi nada y que podemos comer todo el que queramos. Así que acabamos comiendo el doble de cantidad que del producto normal.

En resumen, no te recomiendo que tomes productos light porque nutricionalmente no son lo mejor, porque el hecho de que tenga menos de algún nutriente no significa que tú vayas a perder peso, y porque al fin y al cabo son productos procesados igual que los otros. Para adelgazar no necesitas consumir productos light, simplemente sigue una alimentación saludable a base de materias primas como siempre te aconsejo.

IMG_4044
Laura Auladell
Healthy Dream

Sígueme en:

DESCARGA MIS 6 CLAVES PARA ADELGAZAR DESDE YA

One thought on “Di adiós a los productos light

  1. Pingback: ¿Cómo seguir una alimentación saludable en vacaciones? ⋆ Healthy DreamHealthy Dream

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *